La poesía
salvará a la
humanidad

Poesía, arte y literatura

-nos queda la palabra-

La poesía es un arma
cargada de futuro.


Gabriel Celaya 

Estamos muy próximos
a lo grande,
cuando somos
grandes en humildad
.

            
Rabindranath Tagore

ESTE AMOR

SOMARI DE LOS IMPOSIBLES



 
SOMARI DE LOS IMPOSIBLES

 

 

Amo los imposibles porque soy de una estirpe perdida
Amo tu cintura como se ama una embriaguez lasciva
  de la que no se abdica
y tu boca y tus ojos y tus manos y tus pies y tu sexo
  porque sé que pertenecen al desvarío
Amo la conjetura que te lacera la incertidumbre que te
  abate
Cada mañana salgo a la calle con tu vientre a cuestas
y es inútil intentar desprenderme de su olor a enredadera
y de la inmensa fiebre con que trepa por mi vida

Amo los imposibles porque son verdaderos y tangibles
                                cercanos y sedientos
                                          y cada vez más nuestros.


 

GUSTAVO PEREIRA
De Poesía selecta

 

 http://www.monteavila.gob.ve/mae/libros_descargables.php

 



Subir

Del sueño



 

Del sueño (Jorge Luis Arcos, Cuba)

 


http://www.youtube.com/user/revistaprometeo?feature=watch
 

 



Subir

Tierra



 
Tierra

 

 

Cuando todos los océanos me envolvían
y el azul del cielo llovía
tu dulce aroma
entre los acantilados

ya, en la distancia, te sentía

tierra
tan distante y adentro
como cometas
con un mismo centro.

Me diste luz, vida
nubes, espacio
asombro

dame también la mano
del hermano
las coordenadas del desierto.

Aunque ahora camine errante
quiero
aún en la distancia

abrir la flor
que el viento lleva, navegar
el cauce que otros días transitaste.

Dame, aún en la distancia
un camino errante
una lluvia de estambres
en el galáctico ronroneo
de tus avatares.

 

F. Bellido

 

 



Subir

mochila en mano



 
mochila en mano

 

 

a Pablo Mora -mochila en mano-

 

llueve azul abril
poesíasociedadanónima
asombroso devenir
entre susurros y llanto
mochila en mano
recala llovizna entre las fuentes
mares y acantilados
néctar de miel bajo las farolas
retoza volcánico sobre la roca
y el coral extra galáctico es
como el sueño de un colibrí amanecido
una flor que se mece en las espigas
un tiempo sin medida ni fronteras
mágica escarcha que
ilumina la noche
y con sus arcoíris de ámbar
le teje siemprevivas al alma

como una luna enamorada
en su ola
nos transporta

como un geranio en flor
nos deletrea el alba

llueve
llueve y llueve
y sigue lloviendo

 

 

F. Bellido
 

 

 



Subir

llueve



 
llueve

 

 

esta noche
rufo llueve
pues se acaban de llevar
a su último hermanito
weimaranner todos
weimaranneritos
la tierra llueve
el hombre llueve
Goethe llueve
llueven
llueven
llueven
solos
solos
solos

todos marchan con la lluvia enfrente
sólo la lluvia los enfoca

las lágrimas la lluvia se las seca

 


Pablo Mora
 

 

 http://poesiasociedadanonima

 



Subir

soledad



 
soledad

 

 

me quedo
con la arruga
y el amor


Rada




me quedo con mi soledad afín con mi soledad azul con mi soledad atroz con mi soledad felina me quedo con mi soledad arena con mi soledad arruga con mi soledad amiga con mi soledad severa me quedo con mi soledad lunada con mi soledad salvaje con mi soledad gemida me quedo con la arruga del amor

me quedo con mi soledad espuma con mi soledad antigua con mi soledad bendita con mi soledad adentro me quedo con mi soledad añeja con mi soledad futura con mi soledad soñada con mi soledad florida me quedo con mi soledad eterna con mi soledad dorada con mi soledad trapera me quedo con mi soledad a secas

me quedo con mi soledad gaviota con mi soledad ansiada con mi soledad genuina me quedo con mi soledad preñada me quedo con mi soledad alada con mi soledad a pie con mi soledad francisca con mi soledad cristiana me quedo con mi soledad dormida desnuda presente descalza me quedo con mi soledad insomne despierta con mi soledad ahumada me quedo con mi soledad al hombro me quedo con la soledad sin mí


A Freddy Ñáñez

 


Pablo Mora
De: Sombra Antigua

 

 http://poesiasociedadanonima

 



Subir

Galaxia espiral NGC 2841



 
Galaxia espiral NGC 2841

 

Imagen: Galaxia espiral NGC 2841

 

Sé que estás ahí, llorando
todo un universo
en el interior de tu propia galaxia

por cada corazón que sufre
por cada lágrima en el alma
por cada día de injusticia

el ser humano cae en el vacío
y sólo encuentra
trocitos de luz
en el firmamento.





F.Bellido

 



Subir

AQUÍ TE ESPERO HASTA EL ÚLTIMO OCASO



 
AQUÍ TE ESPERO HASTA EL ÚLTIMO OCASO


Luzgardo Medina Egoavil

 

Como fue antes del principio. Aquí te espero.
Manchado con el sueño más lila. Deteniendo el paso
Del viento que acostumbra a desnudarse entre
Las yerbas medievales. Aquí te espero desde nunca.
Desde cuando el amor aprendía a parpadear bajo la
Peregrina lluvia de marzo. Desde cuando el mar aún no
Se agitaba y la estrella más lejana tenía tus ojos.
Y te espero en el recuerdo que todo lo olvida
Y que se pasea por la cotidiana extensión del silencio.
Yo no sé si estás lejos habitando otro cielo anónimo.
Yo no sé si estás cerca recogiendo las hojas castigadas
Por el frío. Yo no sé si a cada instante tu piel muda
De color o si en tus labios todavía arden mis cenizas.
Aquí te espero hasta el último ocaso o hasta cuando
El álgebra se haya ido a vivir en los acantilados.
No creo que de insomnio se pueda morir. No lo creo.
Si así fuese: Ahí en el insomnio también te espero.
En la calle lejana en donde la noche siempre se atasca
Con mi niñez de siglos —adorable mujer— te aguardo.
Ven desde tus reinos diurnos vestida de pálida nostalgia.

 

 

http://poetasperuanos.roland557.com/treintidos.htm

 



Subir

PANZA ARRIBA



 

PANZA ARRIBA

 

cantando volando
ronroneando mendigando
avasallando medrando
cayendo subiendo
floreciendo marchitando
renaciendo
me trae la vida
la fuente el vuelo
la lluvia la espiga
el volcán rugiendo
el cielo la espuma
de los acantilados
y se tumba a mis pies
panza arriba
como un universo de estrellas
en medio de la noche
no dice nada
calla
y la aurora se pasea
con su algarabía de arcoíris
sobre el mismo lecho
de tierra músculos
esqueletos madreselvas
signos vocablos sonidos
del tiempo del espacio
de luz y farolas
no dice nada
calla
y corren los ríos
como chiquillos
como pájaros
como las hojas del bosque
entre avenidas y habitaciones
desbordando recintos
ciudades enteras
tumbándose a nuestros pies
panza arriba

 

F. Bellido

 

http://palabrasobrepalabra.es/profiles/blogs/panza-arriba
 

 



Subir

EMPECINADAMENTE AZUL



 

EMPECINADAMENTE AZUL*



Te escribo con azul porque el azul es el color de mis sueños.
Quiero contarte de una aldea que está donde termina el mar
Allí comienzan las verdes colinas del regreso.
En aquel lugar he desayunado con pétalos de azúcar.
La muñeca de palo, me miraba, con sus ojos enormes de carbón.
Me dijeron que el viento ha quebrado los últimos geranios del verano.
Que se han marchado los niños y los cuentos.
Un aura fantasmal envuelve los retamos.
Son los únicos que se niegan a partir.
Se ha marchado el baúl de la abuela.
Dónde esconderé mis miedos, me pregunto.
Dicen que el molino esta quieto, la brújula partida y la silla rota.
Que las palomitas de maíz han huído.
Que Caperucita se ha comido el cordero disfrazado de lobo
Que a Pinocho no le crece la nariz, aunque mienta.
Que la madrastra de la cenicienta tiene micro hornos.
Que el sapo no es príncipe, ni el príncipe es el sapo.
Que Blanca Nieves mide 90-60-90.
Que a los cinco chanchitos los venden en la feria.
Que el pan es pan y el vino, vino.
Que las fábulas se escriben en los Diarios.
Los cuentos son alimentos diarios.


Te escribo con azul empecinado.
Empecinadamente azul color de sueños.
Amarillos retamos, baúl, silla, muñeca de madera.
Esperen. Espérenme. Quizás aun sea posible, el regreso.




*de Amelia Arellano. arellano.amelia@yahoo.com.ar

 

http://inventivasocial.blogspot.com.es/2012/04/no-hay-un-adios-ni-siquiera-hasta-luego.html
 

 



Subir

Oscilación de un cuerpo sobre sus péndulos



 
Oscilación de un cuerpo sobre sus péndulos*

 

Estas calles se ejercitan con mis pasos.
Salgo a su sombra cada noche,
con la infancia recogida
en los bolsillos de mi abrigo.
Total, poco me importa
salir cuando el sol, resonante,
doblega la impronta del silencio.
Los otros instantes de luz
naufragan en la cotidianidad de mi vicio:
Guerra de sudor y miedo.
Estas calles se ejercitan
con mis pasos,
las llevo tatuadas como flores chinas:
Lotos flotantes en la perpetuidad de mis recuerdos.
Estas calles me transitan
y en la lascivia de sus muros
y la sordidez de su asfalto,
se va agotando mi vida.
Soy estas calles
que con el atardecer
lloran.





*©Daniel Montoly. danielmontoly@yahoo.es


http://www.danielmontoly.blogspot.com/

 



Subir

Seguidores